Timber Timbre

Crónica

Oscuridad, dolor, amor, odio y Timber Timbre

timbertimbre-Dec2013-portada

Una difícil noche de invierno, como se trataba de la de este miércoles (18 de diciembre), la Sala Malandar logró arroparse con el calor del público más o menos hasta la altura del cuello, aunque sin apelmazamientos. La selecta afluencia se debió al gancho del esperado directo de blues, folk y garaje rock con toques de jazz que Timber Timbre prometían ofrecer.

Por Jesús García Serrano -

Música

Timber Timbre de gira por España

timber-timbre-madrid-sevilla-2013

Es muy probable que nunca hayas oído hablar de ellos. Su nombre se susurra en los mundos del indie desde hace tiempo, pero aún no han tenido la oportunidad de pasar por un festival de esos que generan miles de fans en un solo concierto. Timber Timbre es un trío canadiense de música folk, pero un folk distinto, oscuro, casi gótico, rozando el country y el blues al mismo tiempo que alguna de sus melodías tiene atisbos de alegría contenida.

Por Iram Martinez -

Crónica

Cuando el lamento es fresco como una pera

Eran ya las once y seis por mi reloj, cuando le tendieron la alfombra instrumental a Micah P. Hinson con la introducción de The cross that stole this heart away. Entonces, directo desde el camerino y con tos seca, el chico de Tenesee irrumpió bruscamente en la sala, camino al escenario. Bajo un look casual y divertido, pero estudiado y a la moda, se presenta un tipo de talante serio, armado de ironía. Un joven misterioso, de belleza escondida, que acapara al primer segundo la expectación de toda una sala Malandar atestada de público. Micah P. Hinson, de rostro inexpresivo pero con una voz tan profunda como un océano. Comenzaba la hipnosis.

Por Julia Cordoba -