La fiesta tiene nuevo nombre: Tazzmaniac

Por Lorena Lucenilla

Las ganas de arrancar se podían casi tocar. Media hora antes de que la emblemática Sala X abriera sus puertas al público, estos se agolpaban, ansiosos por una de las noches más esperadas de este mes de octubre. El reloj marca las 00:00, es la hora de entrar, la Tazzmaniac Party acababa de comenzar.

tazzmaniac-4-sala-x-lorena-lucenillaPsicodelia, mucha pintura y purpurina en la cara: ARGOT sube al escenario y trae la frescura con ellos, como era de esperar. La banda, que anunciaba en sus redes sociales que el de la Tazzmaniac sería a todas luces su último concierto se despidió por todo lo alto. Un concierto breve pero intenso, en el que sonaron temas como Limbo o Río, cuyo videoclip vio la luz hace pocos meses y recomiendo que bicheéis si tenéis un rato.

Los sevillanos bajan del escenario y los releva un grupo del que preveo que va a hablarse largo y tendido a lo largo de estos meses, Delarge (eso sí, precedidos de una tanda de chupitos cortesía del llamado TeamTazz, ¡qué maravilla de elixir rosa nos proporcionaron!). Estos cinco chavales sí que saben darle duro al rock, nos lo demuestran siempre que se suben a un escenario, esta vez no podía ser menos. Jugando en casa todo es mucho más cómodo, y entre temas como La ley de los sucesos raros o Blanco Fácil, nos regalaban maravillosas versiones de himnos como Are you gonna be my girl?. Si tuviera que elegir entre los movimientos imparables de Antonio, las guitarras de David y Emilio, la habilidad innata tocando la batería de Manu o las líneas de bajo de Christian, no sabría con cuál quedarme, os lo prometo. Esto es solo el principio, puesto que a finales de este mes se embarcan en la aventura de su gira “Calla y Estalla” por toda España. Perseguidlos y no dejéis de verlos siempre que podáis, Delarge no falla.

tazzmaniac-2-sala-x-lorena-lucenilla¿Solo son dos? Eso es imposible…”. Eso pensaba yo, si tengo que ser honesta, pero Dinamita Brother es capaz de superar tus expectativas, sean las que sean. La voz y guitarra de Nacho, complementada a la perfección con la batería de Xavi hacen de sus conciertos experiencias únicas. Los madrileños, que se han pateado la gran mayoría de salas de la capital española (y algunas otras ciudades europeas) llegaron con ganas de levantar Sevilla y enamorarnos con sus ritmos garage psych, y os prometo que lo hicieron. Madrid, Cali y In the desert, que cerraba el ciclo de conciertos, siguen en mi cabeza desde el sábado. Prometieron volver y les esperamos aquí con los brazos abiertos, ¿o no?.

Seguimos con los chupitos (la aparición sorpresa del Comando Jagger animaba, si se podía, la noche aún más) y nos preparamos para el broche de cierre de la noche, Wemakefriends DJ’s. Los chicos de Territorio Indie (a quienes veréis este fin de semana si os quedáis por Sevilla) tenían deberes que hacer: poner a casi 250 personas a bailar hasta que desalojaran la sala: ¡misión cumplida!

No hace una semana desde que terminó la segunda edición de la que ha sido, sin duda, la fiesta más salvaje de la temporada, y ya estamos deseando que arranque la tercera (y os adelantamos que no será dentro de mucho tiempo).

¿Tú también quieres al gorila de vuelta?