SEFF 2014, cine de altos vuelos

Por Sergio López Morente

cartel-SEFF-2014-Como niños ansiosos de que caiga en sus manos el catálogo de juguetes de Navidad de El Corte Inglés o el Toys”R”Us, dispuestos a devorarlo con fruición, a leerlo una y otra vez y a marcar esto sí, esto también, así estamos algunos a la espera de conocer la programación completa de la XI edición del Sevilla Festival de Cine Europeo de este año, que tendrá lugar entre el 7 y el 15 de noviembre, pero de la que ya conocemos algunos jugosísimos avances.

Como viene siendo habitual, algunas de las películas que más lo han petado en otros festivales estarán presentes en el certamen hispalense. Entre ellas destaca Saint Laurent, dirigida por Bertrand Bonello (si alguien no ha visto aún De la guerre o Casa de tolerancia, que deje de leer ahora mismo y se ponga al tema), biopic del afamado modisto francés que promete altas dosis de acidez, irreverencia y modernez. Otro personaje retratado por un cineasta será el pintor Joseph Turner, precursor del impresionismo francés con sus fabulosos y alucinados paisajes. El británico Mike Leigh (Secretos y mentiras, El secreto de Vera Drake) nos ofrece su visión de algunos momentos de la convulsa vida del artista en Mr. Turner. Para paladares exquisitos, Cavalo dinheiro, lo último del portugués Pedro Costa, promete no dejar indiferente a nadie.

Este año el festival pone el foco en Austria, cuna de uno de los más grandes cineastas de nuestro tiempo, Michael Haneke (se proyectará La pianista, uno de sus títulos clave), y de figuras tan decisivas en el circuito internacioncal como Ulrich Seidl, presente el año anterior con las dos primeras partes de su Trilogía Paradise y del que en esta edición se proyectará su más reciente trabajo, el documental In the Basement. El festival realizará una completa panorámica por la producción más reciente del país (con presencia en la mayoría de secciones), además de ofrecer un repaso a la trayectoria del cineasta experimental Martin Arnold (de los que te vuelven la cabeza loca).

También presente en todas las secciones, el cine español jugará un importante papel en la programación del SEFF. El honor de abrir el certamen recae este año en La ignorancia de la sangre, película del veterano Manuel Gómez Pereira (Boca a boca, El amor perjudica seriamente la salud) que adapta una novela policíaca de Robert Wilson y cuya trama tiene lugar en Sevilla. Juan Diego Botto y Paz Vega son los protagonistas. Dentro de la Sección Oficial, compite El camino más largo para volver a casa, ópera prima de Sergi Pérez (otro de los talentos surgidos de la ESCAC, realizador de videoclips para bandas como Manel o Mishima), que narra el intento de Joel de volver a entrar en su casa tras dejarse las llaves dentro.

Nueva edición y nueva sección. Para los que el restreno de la copia restaurada de Cinema Paradiso les supo a poco (¿de verdad alguien quería volver a verla?), el festival se saca de la manga la sección Tour/Détour, encargada de acoger la proyección de nuevas copias digitalizadas de aquellos títulos que sí merece la pena volver a ver. Pierrot le fou, el clásico imperecedero de Jean-Luc Godard (a quien hace referencia, no por casualidad, el mismo nombre de la sección), promete ser uno de los platos fuertes.

En el terreno logístico, es de destacar la vuelta a los cines Nervión como sede del Festival. Tras dos ediciones yendo de acá para allá de una sala a otra (hasta el extremo de llegar sin aliento a más de una proyección), en esta edición el grueso de la programación se aglutina en el multisalas del Centro Comercial Nervión Plaza, con 12 de sus 20 salas disponibles para el festival y un aforo de más de 2.600 localidades. Echaremos de menos el ambientillo de la Alameda pero a cambio podremos intercambiar experiencias con los hinchas del Sevilla. Además, quien salga impresionado de algún pase del Saint Laurent de Bonello puede comprarse un flamante bolso de imitación del modisto a escasos metros del cine.

Mención aparte merecen las promos de este año dirigidas por Paco Campano y que parodian algunas de las más exitosas cintas de las últimas ediciones (Amor de Haneke y La gran belleza de Sorrentino), además de algún clásico (Blow Up y Dogville). Decir “hilarantes” es quedarse corto.

En definitiva, cine para todos los gustos y a precios asequibles es lo que ofrecerá un año más el Sevilla Festival de Cine europeo entre el 7 y el 15 de noviembre, en una edición que promete estar a la altura de las precedentes y que augura más entretenimiento, si cabe, que una recopilación de los mejores momentos de Juan y Medio.