Una suma implacable: Furia, Santacruz y La Catedral Sumergida

Por Jesús García Serrano

Furia en la Sala Malandar

Es bien sabido que programar directos para competir contra un Sevilla-Betis en la capital hispalense se trata de un acto sadomasoquista por parte de promotoras y bandas, así que subrayando aquello que dicen algunos universitarios de que “los miércoles son los nuevos viernes”, Furia, Santacruz y La Catedral Sumergida, fueron movidos de la fecha inicialmente programada, con la intención de que sus actuaciones no coincidiesen con el derbi. De esta manera, las tres bandas andaluzas tuvieron que desempeñar la difícil labor de atraer al público hasta la Sala Malandar en una noche del ecuador de la semana laboral.

Santacruz en la Sala Malandar

De forma temprana, La Catedral Sumergida se presentó enfundada en prendas deportivas, para interpretar su último trabajo Drama en el campo de juego, mediante un formato especial reducido basado en tres teclados, un micrófono y una caja de ritmos comandada por el técnico de sonido de la banda. Su alegato de pop fresco, desplegado en Technicolor, sonó sorprendentemente envolvente, electrónico y pomposo. La sala se fue caldeando poco a poco, y aunque muchos se los perdieron, resultaron ser los perfectos anfitriones para una noche que pronto se acabaría tornando puro rock.

Bajo el nombre de Santacruz, tres tipos serios irrumpieron serenamente para desplegar un puñado de canciones cortas y directas, cargadas de cambios de ritmo e intensidad punk. La banda agarró la atención de los asistentes tan poderosamente que no permitió que se soltasen ni un segundo, ejerciendo un sensacional trabajo instrumental que hacía repaso por los sonidos del rock más frenético, con reminiscencias sonoras a bandas de finales de los setenta, desde The Clash a Television, pasando por los nacionales Leño.

Furia en la Sala Malandar

Llegó el turno para los esperados Furia, que ya habían hecho las delicias entre los asistentes de El Día de la Marmota sevillana, y que subrayaron una vez más el énfasis y el dominio escénico que les caracteriza, y que les sitúa indudablemente como unos fuertes candidatos al crédito de banda revelación de la temporada. Goli SuperSummer y Nur Wong nos encañonaron con sus guitarras salvajemente, y nos hicieron subir a su diligencia, arrastrándonos hacia un viaje por las desérticas praderas del viejo Oeste, donde los sonidos sureños, el blues rock y el post punk teñían el horizonte. Furia vaciaron sus revólveres disparando hacia nosotros con todo su material de estudio, al que sumaron cuatro balas inéditas para redondear violentamente el repertorio.

La sala quedó lejos de alcanzar el aforo completo, pero las tres bandas sobresalieron haciendo de lo suyo. La Catedral Sumergida y Santacruz impresionaron en el desempeño de sus funciones, y Furia triunfó ante sus incondicionales seguidores, (capturados hace tan solo un mes, en su primera visita a Sevilla) y se abrió nuevos caminos ante los afortunados que tuvieron el placer de verles por primera vez. Todo un espectáculo digno de repetición.

[flickrslideshow acct_name=”revistawego” id=”72157642480764314″ width=”680″ height=”450″]

Setlist Furia

Road on Road

I’m a Man

Shake It

NYC (Inédita)

Pushloop

Money

Machete

In my Room

Kai Lenny

Detroit (Inédita)

 ——

Foso (Inédita)

Mazorca (Inédita)