“Nos salvaremos de la tempestad si permanecemos unidos”

Por Marina Montes

cuestadisco

El cantautor sevillano Manuel Cuesta está inmerso en la presentación de su nuevo disco, Cerca de la tempestad. El próximo 8 de marzo presentará en Sevilla, la ciudad que le vio crecer como cantautor, este trabajo. Será en La Estación, una sala que se ha convertido pese a su corta vida, en uno de los referentes de la canción de autor en la ciudad. Manuel se prepara para la acogida de su disco en casa y hace un repaso a este trabajo, que ha nacido gracias a internet y la colaboración de los usuarios.

“La experiencia ha sido muy positiva. Embarcarse en un crowdfunding conlleva mucha implicación emocional. Tienes que presentar tu proyecto desde la verdad y la honestidad, e ir informando a tus mecenas de todo el proceso, eso para mí es clave. No sólo quieres que la gente se ‘moje’ económicamente, sino que aporte ideas, sugerencias, y que forme parte de la obra”. A pesar de la envergadura del trabajo, la iniciativa ha llegado a buen puerto y se plantea como un buen método para artistas tanto principiantes como los que ya tienen un bagaje en la profesión. “El mecenazgo ha existido siempre y, en otras ramas, por ejemplo, en el deporte, muchos atletas serían incapaces de desarrollar su carrera profesional sin la ayuda del mecenazgo privado, ya que las entidades públicas no apoyan ese desarrollo. Y más aún cuando no hay ni existe una industria discográfica que apoye a los artistas. El crowdfunding, además, requiere de cierta valentía y audacia, no todo el mundo se arriesga a llevarlo a cabo, por miedo a fracasar y no conseguir el objetivo.”

Gracias a la generosidad de 204 mecenas que han aportado cantidades de entre 3.000 y 5 euros, el cantautor sevillano ha podido sacar a la luz su quinto disco. En él encontramos canciones llenas de intimismo, cálidas y cercanas, pero también otras llenas de denuncia ante una sociedad en la que la tempestad y el “camino del trueno” dificultan la vida de los ciudadanos. “Procuro siempre mantener una actitud positiva o constructiva ante la los problemas que acontecen hoy en día. Quisiera pensar que ya hemos pasado lo peor y que en breve llegará la calma. Pero como ocurre con las catástrofes naturales, el paisaje que dejará esta crisis ya está muy devastado, y tardaremos años en reconstruir o recuperar todo lo que ha arrastrado este desastre. Lo que no debemos es dejarnos llevar por el miedo o rendirnos cuando alguien nos diga que es por culpa de la crisis, ‘que la cosa está mu mala'”.

cuestawego1

Intimista y personal

En el disco nos encontramos con algunas canciones que nos muestran la versión más íntima del cantautor. Según Manuel, “son los que más escuecen. He llorado mucho escribiéndole y cantándole Los miércoles… a mi hija Ana. Rememorando tantos y tantos días camino del colegio y otros tantos sin poder llevarla… Había mañanas en las que en mi cartera sólo llevaba el dinero justo para nuestro desayuno y para el Metro. Porque a pesar de tener mi empleo al margen de este oficio, un divorcio en una ciudad como Madrid puede convertirse en un naufragio… Pero Ana nunca se ha enterado de nada, ni le ha faltado de nada, afortunadamente. Aunque he tenido que ejercer alguna que otra vez el papel de Roberto Begnini, como en La vida es bella, y no he dejado jamás aparecer las sombras o las preocupaciones delante de mi hija, siempre he estado feliz y hecho parecer posible lo imposible. La canción refleja muy bien ese sentimiento”. El otro tema en el que el cantautor nos desvela algunas de sus vivencias más personales es Calle Agricultores 2: “Es una canción de amor bellísima a mis abuelos, paternos y maternos, aunque en la historia retrate a estos últimos. Los abuelos son la levadura amable de nuestra personalidad, nos han alimentado siempre a base de amor incondicional, con su generosidad desinteresada y su sabiduría”.

Colaboraciones

A pesar de que la figura del cantautor suele verse como la de alguien solitario, acompañado de una guitarra y sus letras, lo cierto es que detrás de un disco hay muchas personas que trabajan y colaboran para que todo salga perfecto. En este caso, Manuel Cuesta se ha rodeado de voces como las de Joel Reyes y Tessa para que armonicen sus melodías. “A Tessa la conocí gracias a la amistad que mantengo con mi productor y músico, Adán Latonda. La invité a cantar conmigo en mi último concierto antes de este disco y le dije que la llamaría para participar si lograba hacerlo realidad. Al final excedió mis expectativas: de grabar un dueto acabó metiendo voces y coros en otros temas. Con Joel he coincidido en el Café Libertad 8 muy a menudo, y soy fiel admirador de su grupo, Malacabeza. Trabajar con ambos ha sido increíble y muy enriquecedor.”

Pero tampoco han faltado las colaboraciones a la hora de escribir letras: en este disco ha contado con la colaboración del poeta Rodolfo Serrano que ha escrito la letra de uno de sus temas. “Musicar poemas es una responsabilidad enorme y un trabajo muy complejo. A mí, me gusta enfrentarme al reto de no tocar siquiera ni una coma, mantener la estructura original, el orden de los versos… Rodolfo me tiró el guante para que le pusiera música a este maravilloso poema que había publicado poco antes en su blog, y acepté encantado. Hasta entonces no supe en que lío me metía -bromea-. Lo mejor fue el abrazo cariñoso que me dio en un bar de La Latina diciéndome lo mucho que le había gustado el resultado”.

Manuel Cuesta es un cantautor que bebe de los de antaño. Se nota en sus composiciones y sus melodías y sus referencias están claras. Y para este disco ha querido hacer un homenaje a uno de los grandes cantautores de nuestro país, Pablo Guerrero, recuperando Hoy que te amo, uno de sus temas más emblemáticos. Y a pesar de la dificultad, el resultado es realmente hermoso. De hecho, el propio autor lo felicitó personalmente: “Al día siguiente de recibir el disco en su domicilio y escuchar bien la canción, me llamó emocionado y me dijo, como siempre muy cariñoso, que le había gustado mucho.”

cuestawego2

Recuperando viejos clásicos

En el disco Cerca de la tempestad también hay hueco para los viejos temas. Los seguidores se llevarán una sorpresa con la versión de uno de los greatest hits de este cantautor, A esta primavera no hay quien la entienda, que aparece en una versión con mucho más ritmo que la clásica que hemos podido escuchar en otros directos. Y aunque pueda parecer raro, así es como siempre sonó en la cabeza de Manuel Cuesta esta canción. “Jamás había incluido en ninguno de mis trabajos la versión de A esta primavera…  tal y como siempre la había soñado. Más eléctrica, más rotunda y audaz, y además nos atrevimos a tocar la letra. Algo que sé que es sagrado, sobre todo para los que me siguen desde hace años. Sé que les choca mucho, pero a veces, en temas de composición, me encanta ir contracorriente. Es divertido.” Igual de divertido que cantar con niños, que han colaborado en los coros de Alejandro y la gorra del tiempo. Aunque para esta ocasión necesitó refuerzos para lidiar con tanta energía como traían los pequeños. “La experiencia de trabajar con niños es algo caótica”. Pero Adán Latonda, el productor, resultó ser un “Hamelín maravilloso, con cariño y sabiduría” que sacó lo mejor de ellos.

Compromiso y solidaridad

Además del compromiso que destila en sus canciones, en este disco encontramos algo más: uno de los bonus track que nos ofrece Manuel Cuesta es un villancico en el que participaron intelectuales y artistas destinado a sacar fondos para los niños de Calcuta. Hay una luz consiguió ser un viral en las redes sociales y la edición en CD fue un gran éxito entre quienes quisieron aportar su granito de arena a este proyecto realizado en colaboración con la ONG Amigos de Calcuta.

Luchando por un futuro

En las canciones de Manuel Cuesta se respira la situación social que vivimos en estos momentos. Sus letras son un espejo de la realidad y, entre acordes y versos, suponen una crítica directa a la sociedad. Y aunque son tiempos oscuros, el cantautor se muestra optimista. “Nos salvaremos de la tempestad si permanecemos unidos. Si salimos a la calle a defender nuestros derechos, a protestar por los ERE injustificados, por los desahucios, por la corrupción política… La marea blanca ha demostrado que se puede luchar en contra de la privatización de la sanidad, aunque el gobierno local y central esté obcecado en llevarla a cabo. No hay que olvidar que el ciudadano, el pueblo, es el que elige a los que gobiernan, y estos deben velar por nuestros intereses. La protesta en la calle de la gente es legítima porque el gobierno no está actuando como debería.  Cientos de miles de ciudadanos han perdido sus puestos de trabajo, sus viviendas… Muchas mujeres se arrojaron al vacío como única salida a este desastre. No podemos consentir que esto se repita, al contrario, debemos exigir a los responsables de esta debacle económica que asuman los costes de esta crisis y no los ciudadanos”.

Vuelta a casa

El concierto de presentación del disco Cerca de la tempestad será el próximo 8 de marzo en La Estación, donde estará acompañado de Joel Reyes. Y aunque los fans hayan ido diluyéndose, los incondicionales siempre vuelven. “Por suerte se mantienen fieles, amigos y seguidores que apoyan mi música desde mis comienzos, como Susana Romero Martín, que nunca se pierde ninguna de mis incursiones en Sevilla. Sus palabras de aliento y su sonrisa hacen que no me desanime y siempre vuelva a cantar a mi ciudad. Es motivo suficiente para regresar”.

 Fotos: Gonzalo Jerez, El Selenita. Diseño de portada: Martín Acosta.