Castellanizados y renovados, Marlango en formato íntimo

Por Jesús García Serrano

Marlango-MalandarEl equilibrio entre el jazz, el pop, el blues y el soul de Marlango, visitó la Sala Malandar la pasada noche del jueves. La banda en formato trío, presidida por la asombrosa voz de la cantante y actriz Leonor Watling, barajó las cartas de su glamuroso último álbum Un día extraordinario junto a algunos ases del resto de su discografía.

Marlango en Malandar

Pero primero les llegó el turno a los gaditanos Contrarreloj, que venían ilusionados desde San Fernando para telonear a una de sus estrellas favoritas. Su pop blanco, de tono tan generalmente melancólico y sencillo, como accesible y rítmico, sirvió para abrir el estómago del incesante riego de público que cruzaba las puertas.

Sin más dilación, Marlango otorgó al respetable una agradable velada, sin sorpresas y un tanto descafeinada, pero lo suficientemente correcta como para hacer las delicias entre los fans de Leonor. La diva repartió delicadeza y sensualidad, mostrándose en todo momento segura de sí misma y de su atractivo. El segundo protagonista de la noche, Alejandro Pelayo, se mantuvo tras las teclas de su piano, haciendo gala de su talento y de su verborrea, y un tercer componente de acompañamiento se encargó de la guitarra acústica, dándole forma y una sonoridad más compacta al conjunto.

La ruptura de la barrera del lenguaje se hizo presente con la interpretación de las nuevas canciones, y el misticismo quedó a un lado frente a un predominio de claridad y de pureza. Por encima de la media brillaron las castellanas Bocas prestadas, Todo es tan importante, Exquisita, Si yo fuera otra, o las ya clásicas en su repertorio It’s all right o Shake the moon.

La música de Leonor Watling y los suyos siempre resulta satisfactoria y estimulante, y aún echando en falta un mayor número de músicos que elevasen la ecuación, la escueta formación acabó cumpliendo con lo esperado. Para mayor fortuna, los pronósticos apuntan a que tendremos Marlango para rato, porque no solo prometieron que volverían pronto, sino que para esta primavera se espera la edición de su ansiado nuevo disco, el sexto de su carrera y el segundo cantado en español.

[flickrslideshow acct_name=»revistawego» id=»72157638951513725″ width=»680″ height=»450″]