Un viaje hacia Arizona en un expreso estelar

Por Thomas Esposito

milkyway_express_arizona_baby

El tren al fin llegó y cargó, a su paso por el Monasterio de la Cartuja, la energía de todos los que se habían apilado a los pies del escenario para subirse al Expreso de la vía Láctea, con ruta hacia Arizona. Otra mágica noche de rock en Nocturama, con dos grandes bandas protagonistas : Milkyway Express y Arizona Baby.

La cita era una de las más esperadas de este ciclo 2013 de Nocturama. El escenario de los jardines del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo acogía una mezcla explosiva: los Milkyway Express, campeones locales y grupo revelación del último año, ganador del premio Desencaja 2012, y Arizona Baby, banda procedente de Valladolid pero frecuentadora habitual de los festivales de toda España y especialmente presente en Sevilla en los últimos años. Dos grupos unidos por su devoción a la tradición musical del rock sureño, que ambos re-interpretan compaginando la fidelidad a la tradición con la originalidad de un estilo personal, plasmado en creaciones propias.

The Milkyway Express Nocturama 2013

Como era de esperar fueron los locales quiénes empezaron a poner al público a tono. Charly, el Canijo, Sleepy James, Fernan Johnson y Tony Picante se presentaron con su clásico abre-conciertos, ese buque rompehielos que es Hey woman, una descarga de energía que, como nos han acostumbrado, sería la digna introducción a un concierto desbordante. En su actuación, los de la Milky mezclaron temas de sus dos álbumes (The Milkyway Express, 2009, y One day in summer, 2012) con otras piezas inéditas como Something’s wrong y Bloody boots.

Lo que sorprende de estos chicos es su capacidad de interpretar de mil maneras un repertorio limitado, enriqueciéndolo cada vez con nuevas sorpresas, sean versiones o nuevos temas que guardan escondidos bajo sus camisas arremangadas. Un don que hace que su fiel público experimente nuevas sensaciones en cada concierto, cautivado por las constantes Milkyway: su sonido auténtico y sanguíneo; la voz dura y dulce de su cantante; los climax de la armónica de Hoochie Coochie Canijo; y la extraordinaria técnica de las cuerdas de un Fernan que del mítico Robert Johnson parece a veces haber cogido mucho más que el apellido.

Arizona Baby Nocturama 2013

Terminaba el primer tiempo del concierto y le tocaba el turno de subir al visitante. La Milky había dejado el nivel a la altura de la vía láctea, por lo que muchos se preguntaron si Arizona Baby podría ser capaz de llegar a esas cotas de emoción. La respuesta llegó a los pocos minutos y fue un definitivo SÍ. No hay duda de que los vallisoletanos  son uno  de los grupos mejor valorados por el público nacional. Desde la primera canción, el respetable se acercó al escenario y no dejó de corear las canciones de Second to None y The Truth, The Whole Truth and Nothing but the Truth.

Su frontman, Javier Vielba alza las manos en forma de cruz y se convierte en un predicador del medio oeste que lleva la palabra del rock a cada plaza del pueblo que visitan. En Nocturama no le faltaron fieles que sigan su palabra y la banda los recompensó con el estreno de This Old Road, un calypso que es el primer single de su nuevo trabajo.

Sin duda el pack Milky + Arizona fue uno de las mejores noches que ha dejado esta edición de Nocturama.