Fair Play de Antonio Rojano: Puro Fútbol, Puro Teatro.

Por Daniel López García

Recientemente la editorial Anagnórisis publicó en formato digital Fair play, una de las últimas obras del dramaturgo cordobés Antonio Rojano. Fair play pone en contacto literatura y fútbol, dos esferas que, en principio, parecen no tener mucho en común. Aunque podemos decir que desde hace unos años se ha desarrollado una literatura de tema deportivo, que tiene al fútbol como deporte estrella. Especialmente llamativos son los casos de países como Brasil o Argentina, donde la literatura futbolística ocupa estanterías en librerías y bibliotecas.

En España, esta relación es mucho más discreta, aunque es en el caso de la literatura en forma dramática donde se han dado algunas de las muestras más ejemplares: Hoy es fiesta de don Antonio Buero Vallejo, y las más recientes Patadas y Fair play, de los andaluces Antonio Álamo y Antonio Rojano, respectivamente.

Si ampliamos la perspectiva y lanzamos una mirada sobre la historia de la literatura occidental contemporánea, podremos observar como los escritores no han sido indiferentes al fenómeno futbolístico. Las visiones que del deporte rey se han lanzado han ido desde la poca simpatía que despertaba en Shakespeare “¡Tú, despreciable jugador de fútbol!”, proclama uno de los personajes del El rey Lear, hasta la gratitud que Albert Camus le mostró en algún ensayo, “Lo que sé de los hombres se lo debo al fútbol”. Otros escritores como Pier Paolo Pasolini han visto al fútbol poseedor de una fuerza expresiva poética susceptible de ser interpretada y, en un sentido parecido, Jean Paul Sartre lo llegó a considerar una metáfora de la vida.

Lo que está claro es que la práctica futbolística hace tiempo que ha dejado de ser considerada un mero deporte y se ha convertido en un fenómeno social con implicaciones deportivas, económicas y políticas sin precedentes. Y así es como lo han considerado escritores y pensadores viendo en ello una oportunidad para hablar del convulso devenir del ser humano, de sus pasiones y angustias.

Es en esta línea en la que encuadramos la obra de Antonio Rojano, Fair play. Rojano (1982) cuenta en su haber con más de una veintena de obras de teatro, de las cuales una docena se encuentran publicadas y más de una decena han sido representadas en nuestro país. Sus obras han sido galardonadas con algunos de los premios más importantes dirigidos a literatura dramática como son el premio Calderón de la Barca por Sueños de arena; el premio Miguel Romero Esteo y el Marqués de Bradomín por La decandecia en Varsovia; el de radio teatro de RNE por Yo también camino como Jayne Mansfield; y el premio de teatro Caja España por El cementerio de neón.

Fair play fue producto de un trabajo de investigación teatral promovido por la Sala Cuarta Pared de Madrid y su centro de investigación teatral ETC (Espacio de Teatro Contemporáneo). Según las palabras del propio Rojano, la obra surgió como un ejercicio de escritura sobre el poder y su uso, relación que expresa a través de las agresivas relaciones que se dan en un equipo de fútbol. La trama se centra en los días previos al final de temporada. Los jugadores están bajo la lógica presión deportiva, pero al mismo tiempo sufren sus propias ansiedades que giran en torno al éxito social y profesional.

Los personajes viven una serie de acontecimientos al margen de lo puramente deportivo (noches de fiesta en hoteles, chantajes entre compañeros, sobornos de medios de comunicación, el comercio de jugadores, discriminación étnica), donde todos luchan por mantener su estatus. Por tanto, no es la mera deportividad, “qué gane el mejor”, lo que caracteriza el mundo del balón para los personajes de Rojano. Fair Play nos habla de una práctica deportiva que hace tiempo que dejo de serlo para convertirse en el mayor espectáculo de nuestros días. Y por tanto, un espejo privilegiado en el que se refleja nuestra realidad.

Fair Play fue estrenada el 20 de octubre de 2011 en la sala Cuarta Pared de Madrid. El año pasado su director Antonio C. Guijosa ganó el premio a la mejor dirección novel otorgado por la Asociación de Directores de Escena y la obra fue representada de nuevo en la Muestra de Autores Contemporáneos de Alicante. La recuperamos a partir de la reciente publicación del texto por la editorial Anagnórisis esperando que estas palabras sirvan de reclamo a los directores de sala de teatros sevillanos y así tener muy pronto Fair Play sobre las tablas.

Título: Fair play

Autor: Antonio Rojano

Editorial: Anagnórisis. Colección Textos 23 (edición electrónica)

Fecha publicación: diciembre 2012

Precio: 7 €