All La Glory: Conexión Americana

Por Paco Vallellano

Fotografías de Iram Martínez / La noche de Halloween fue la elegida por la banda sevillana All La Glory para presentar en primicia su recién editado disco de debut. El grupo, que comenzó como una reunión de músicos de distintas bandas sevillanas como Maga y Bombones con apetencia por el country rock y la americana music, se encuentra totalmente consolidado un año después de haber ganado el Circuito Joven Pop-Rock de Andalucía, el Desencaja, en el festival Monkey Week del año pasado. La madurez musical de la banda se refleja ahora en All La Glory (Meridiana 2012) su homónimo primer disco, con once canciones originales que transitan por los distintos estilos del rock americano.

El concierto comenzó con una intro acústica a cargo de Juano sobre la que entraron los demás componentes de la banda: Miguel Rivera al bajo, Israel a la guitarra, Pilar a la guitarra acústica y coros y Goyo a la batería, para arrancar todos juntos con Stay Gold uno de los posibles singles del disco, sunshine pop de inspiración californiana.

Alla La Glory Presenta su Debut en Malandarr

Siguieron con Sunseeker, medio tiempo en la onda del mejor Ryan Adams de Heartbreaker, a está le siguió Let It Ride cabalgando sobre un ritmo trotón que me recordó a Tom Petty, si es que no se trataba de una versión del mismo Tom. A continuación tocaron otro tema aspirante a single Runaway Girl, gema country pop que no desentonaría en el repertorio de bandas como Gigolo Aunts o Velvet Crush.

Para interpretar Collision City, Israel se sentó para tocar la slide y Álvaro de The Milkyway Express subió al escenario para hacer lo propio con la armónica para esta ensoñación country en la onda de Will to Love de Neil Young. Con Something You Ain’t got logran un estribillo a dos voces de lo más infeccioso y Second Best es un buen ejemplo de country rock de manual, slide incluida.

Al ser la noche de Halloween el diablo también se unió a la fiesta y llamó por teléfono. Devil’s on the Phone sonó contundente con duelo de guitarras incluido, otro de los temas más logrados del disco. Antes del receso atacaron Something I Know la canción con la que cierran el disco, con esa guitarra del principio que parece sacada del Hollywood Town Hall y ese in crescendo de guitarras al final con hasta tres hachas en el escenario.

Para el bis se guardaron el trallazo Sleeping Cold, con ese arreglo surfero de guitarra, slide y Álvaro de nuevo con la armónica, inapelable. Y como colofón regalos para todos, nos ofrecieron tres pedazos de versiones de sus artistas favoritos y los nuestros, integrados en el repertorio del grupo desde los primeros conciertos: Tell me Why de Neil Young, You Wreck Me de Tom Petty y en un segundo bis Metal Firecraker de la gran Lucinda Williams.

[flickrslideshow acct_name=”revistawego” id=”72157631936783340″ width=”680″ height=”450″]