Crónica y fotos: Jero Romero

Por Diego A. Vicente

¿Qué estabas haciendo el día del Rescate a España? Preguntaremos dentro de unos años cuando estemos (definitivamente) enla ruina. Pues nosotros estábamos en la Sala Fanatic de Sevilla para ver a Jero Romero y aquí nos proponemos contarlo.

Comenzamos diciendo que faltaríamos de forma imperdonable a la verdad (y a una promesa) si no contamos lo fantásticos que estuvieron Smile, que actuaron justo antes de Jero Romero. El entusiasmo y la modestia con las que abordaron a un público que en su mayor parte no sabía qué esperar de Smile los convirtió de inmediato en un auténtico descubrimiento.

Crónica: Diego A. Vicente / Fotos: Beatriz Hidalgo

[Escucha aquí Cabeza de león, de Jero Romero:]

El quinteto de Getxo concentró en un set acústico canciones de su particular estilo folk rock, que nos recuerdan a Ryan Adams o a las armonías de Crosby, Stills & Nash.

Independientemente de las influencias, Smile son divertidos y contagian al público de esa energía. Lanzaron piruletas al ritmo de All You Need Is Love de los Beatles, el carismático vocalista bailó con una chica del público, y canciones como Do As I Want o Island Paradise nos dejaron con ganas de más. Smile suena a imperativo después de haberlos visto en directo. [En la web de Radio 3 tienes un enlace para descargar su nuevo EP que os recomendamos a todos]. Son estos grupos los que dan sentido a seguir yendo a conciertos.

Con un poco de retraso pero con unas ganas descomunales aparecieron sobre el escenario Jero Romero y su banda. El que fuera voz de The Sunday Drivers comenzó, encogido de felicidad, haciendo una emocionante introducción a capela antes de descubrir los acordes de Señor Gigante, o cómo ser aplastado sin hacer daño al que nos aplasta. Las nuevas canciones de Romero tienen un matiz inesperadamente optimista que no deja de sorprender. Así ocurre con Haciendo Eses, o cómo marcharse para no marcharse nunca.

Las Leves es otro de esos temas que ha calado entre el público, cuyo mensaje parece apuntar que todas nuestras penas son tan leves que quizás no lo sean (tanto). Esta reivindicación cordial de la tristeza contrasta con el sonido alegre del ukelele, siempre inmune al desaliento.

Es una sobredosis de motivación lo que tiene la banda que acompaña a Romero, que disfrutan del directo lo que no alcanzo a expresar desde estas líneas. Charlie Bautista estuvo hiperactivo durante todo el concierto entre la percusión, la guitarra eléctrica y la mandolina. El ukelele de Amable Rodríguez y el bajo contagioso de Alfonso Ferrer hicieron el resto para transmitir toda esa energía al público. A lo largo de más de una hora sonaron once de los doce temas de Cabeza de León, que tras la etapa de The Sunday Drivers alumbra un sonido más ligero y menos autoconsciente, que no pretende golpear sino sólo rozar o tropezar. Canciones breves como Reloj De Sol –para la que Charlie Bautista punteó las cuerdas de una mandolina- con melodías frágiles –Correcto- o de mensajes sutiles –Ya Te Lo Decía Yo-. No se puede hacer mejor.

Lo de Bautista es sobre todo el rock de guitarras, pero tuvo la ocasión de desquitarse en Cabeza de León y en Desinhibida, en las que dejó su impronta eléctrica. Sonó también Pensaba, uno de los cortes que al final no entró en Cabeza De León pero que no desmerece en calidad.

Las nuevas canciones de Jero Romero conectan naturalmente con el público ya que están dotadas de la sencillez precisa para hablar de los temas importantes, como Nadie Te Ha Tocado -tan reveladora como sugerente- o Devolverte -relato de cómo un intentar poner las cosas en orden puede acabar estropeándolo todo- que sonaron en la recta final del concierto.

El repertorio incluyó tres temas nuevos (uno de ellos llamado Narciso) y para los bises se dejaron otro que nos sorprendió porque sonaba a vals (acompañamiento de mandolina y contrabajo) y hablaba de hombres equilibrados y mujeres difíciles. Ya empezaron a despedirse con Túmbate, una cortés invitación a la molicie y al desenfreno. Y finalmente dijeron adiós con una versión de Es Muy Fácil del grupo sesentero Los Mitos, tema escogido como himno de la gira porque según Jero enlaza muy bien con esta nueva etapa y con esta forma amable de entender la música.

[Galería de fotos del concierto:]

[flickrslideshow acct_name=»revistawego» id=»72157630042649133″ width=»670″]

Mira la Agenda para ver todos los eventos o la entrevista en ¡WEGO! a Charlie Bautista