Crónica: Margarita y Sundae en Fun Club

Por Ana Carretero

Fotos: Iram Martínez / La alianza de Sello Salvaje (casa de discos de bandas como Mañana o Soledad Vélez) y La Fonoteca trajo a la sala Fun Club a Sundae y Margarita. Una noche de indie rock asegurada en la que el público asistente lo pasó genial no sólo con los conciertos, sino también con los posteriores Djs invitados (Alejandro de Sello Salvaje y Cristóbal Romero de Sundae).

 Sundae: ‘Anda Robert sal a bailar…’

Pero empecemos por el principio. Los sevillanos Sundae llevan en racha un buen tiempo y tras su periplo internacional-este verano tocaron en el Indie Pop Days de Berlín junto a grupos de la talla de The Wave Pictures-, se están dejando ver por su tierra de origen. En el concierto del viernes pasado, nos deleitaron con casi toda su discografía, repartida en un ramillete de Eps en edición digital y física (El Cd 3” de Susy records es una preciosidad) de libre descarga.

Sundae en Fun Club

Comenzaron con timidez con ‘Tiempo Perdido’ y ‘Fascículo nº7’. Su artillería sonora -expresión literal si echas un vistazo a la ristra de pedales de efectos de los guitarras- no comenzó a destacar hasta el cuarto tema de la noche, altura del concierto en la que empezaron a demostrar su querencia por las voces desnudas y los sonidos envolventes y gaseosos derivados del tratamiento de las guitarras. Hubo estribillos emocionantes, coros medidos, panderetas y melódicas. En el público un amigo no paraba de elogiar la forma de tocar la guitarra de Cristóbal que, según decía, no puede sonar más a The Cure. A The Cure, My Bloody Valentine y a los mejores Sarah Records. ‘Los amantes’, ‘Verano-Invierno’, ‘El cine’ o ‘Arte y ensayo’ son otros de los temas que pudimos escuchar en un concierto que fue in crescendo y que dejó al público con ganas de más.

Margarita: Estado de locura permanente

Margarita en Fun Club

Margarita, por su parte, jugaron como en casa. Se notaba en el ambiente la química que existe entre la banda y el público, que no paró de jalearlos y que prácticamente les instó al bis después de haber repasado la mayor parte de las canciones de sus dos discos, ambos editados por Bcore. Son habituales del circuito sevillano, ellos mismos se acordaron del buen rollo que hubo en el concierto de 2011 del South Pop Festival. Empezaron fuertes con ‘Luces de colores potentes’, distorsiones, y estribillazo, con esos coros a tres bandas tan característicos del grupo.

Fueron preparando el terreno con las fantásticas ‘Arde la gente’ y ‘Fuego, camina’. Era imposible al menos no mover los pies ante el ritmo frenético, el derroche de actitud, sudor y psicodelia punk de los Margarita. Una de esas bandas que sonríe mientras toca y que deja ver al público lo bien que lo pasan haciendo lo que hacen. Eso sí fueron continuas las rectificaciones de sonido al técnico (No oían sus monitores, pedían más volumen en guitarras y micros). Éste sigue siendo el talón de Aquiles de la sala de conciertos con más solera de la capital. No obstante, tampoco creo que esto sea algo que obsesione al grupo por el tipo de música que hacen. Tocaron temas antiguos e incluso una nueva, pero no pude enterarme si ya habían decidido un nombre. Pese al gran número de canciones que tocaron (las canciones de Margarita no duran más de dos minutos de media), el concierto supo a poco. Esperamos verles pronto por tierras andaluzas. Queremos más y mejor.

[flickrslideshow acct_name=”revistawego” id=”72157629359672392″ width=”670″ height=”450″]