La galería Murnau se llena de fósiles de metal

Por Paula Velasco

La galería Murnau vuelve a sorprender con su apuesta. En esta ocasión es la obra pictórica de José García Perera la que consigue establecer un vínculo férreo con el espectador desde la mancha y el color. La exposición se inauguró el pasado 16 de diciembre y permanecerá abierta al público hasta el 27 de enero.

Perera nació en Huelva en 1983 para dedicarse a la pintura. Se formó como artista en Sevilla y, desde entonces, vive entre ambas ciudades al tiempo que realiza su doctorado. El óxido y el abandono campan a sus anchas en la obra de este joven, que muestra una gran debilidad por el deterioro, al estilo de los viejos románticos por el contenido, pero renovado por la forma y por los protagonistas de sus cuadros. En Fósiles de Metal se centra en elementos de uso cotidiano, vehículos como coches y motos que adquieren una nueva realidad al ser dejados a la intemperie en desguaces, lugares donde dejan de ser útiles para el hombre y comienzan a serlo para el artista. La chatarra se convierte en una metáfora de creación y destrucción siempre presente en la obra del onubense.

Las manchas de pintura no entienden de formatos ni soportes. En la sala se mezclan el papel con el cartón y la madera con el lienzo. Sobre ellos danzan unas pinceladas vivas e inteligentes que transforman en poética el desorden. Tonalidades frías se mezclan con los colores del óxido entre texturas y superposiciones en un alarde de genialidad. La galería goza de una buena iluminación que permite disfrutar de cada detalle de estos óleos, que además se pueden adquirir por un precio bastante razonable. El precio base es 400 € que, dada la calidad de lo expuesto, se puede considerar como una ganga. 

No dudes en visitar esta exposición, no te arrepentirás. Se podrá visitar gratuítamente en la galería Murnau hasta el día nueve de diciembre, de martes a viernes entre las 11:30 y las 14:30 y de 17:30 a 20:30. Si quieres ir durante un fin de semana debes pedir cita previamente.