El gozo en el sufrimiento propio

Por J.M. Campos

Crónica y fotos: The New Raemon

Vamos al concierto de The New Raemon con la idea de pasar un buen rato regodeándonos en canciones pesimistas y una confortable resignación. Un ambiente sosegado, espectadores colocados en butacas escalonadas y un grupo con la bandera de la sobriedad en el escenario, tocando a ras del suelo en el Teatro Central. Una hora y media después, salimos de allí con gesto alegre y muchas carcajadas en la memoria. ¿Cómo es posible este fenómeno? Básicamente, gracias a la elocuencia e ironía de Ramón Rodríguez. Cuando el espectáculo dio comienzo (de manera puntual, a pesar de una avería en la furgoneta del grupo) no sospechábamos que cada interludio sería casi un monólogo del Club de la Comedia.

[Fotos: Beatriz Hidalgo / Crónica: J.M. Campos]

Escucha al completo Libre asociación, de The New Raemon

Y menos cuando presentó -en catalán- Lo bello y lo bestia, amenazando con alzarse cualquier día de estos y reventar. Con Libre asociación, The New Raemon vuelve a navegar entre las olas de la melancolía, con un estilo sereno y preciso. Su barba y su camisa a cuadros alejan del estrellato a este daltónico. Mejor: él mismo no se toma demasiado en serio, porque uno puede encontrar satisfacción en el sufrimiento propio. Y también en el ajeno, como demostró con Kill Raemon.

Filosofía TNR: Resulta absurdo sustituir a alguien a quien has perdido, y si lo haces sólo encuentras Sucedáneos. Lo mejor es aceptarlo y comenzar de nuevo. Porque hasta Superman necesita un refugio de vez en cuando.

Salvo algunos finales algo más elaborados, el grupo (teclado y violín complementando a guitarras -tres-, bajo y batería) se ciñe a la concreción. Prescinden de alardes en busca de algo más orgánico.

Ramón Rodríguez comenzó a abrir el candado de su ingenio. Por la mañana actuó frente a un grupo de niños, dentro del ciclo Kids Rock programado por el Teatro Central. “Lo más freak que he hecho en mi vida”, según reconoció. Para recompensarles por los efectos de su música tristona (ellos le reclamaban el waka-waka) les compró chocolatinas. “Soy un hijoputa, pero tengo mi corazoncito”.

El concierto salió de la cueva con algunos temas de su segundo trabajo, La dimensión desconocida (“Ese disco tan pop. Ya sabéis lo que pasa cuando haces pop… estás jodido”) como La siesta, y del primero, el entrañable A propósito de Garfunkel. “Preparando cafeteras, para que tomes conmigo otro almuerzo distinguido…”

Si es que es mejor reírse si las cosas se tuercen. Así, si Ramón Rodríguez pide perdón en El fin de la resistencia, termina cantando “Como culo demandabas” en lugar de “Como tú lo demandabas”. La broma le dio pie a proseguir con sus malabares lingüísticos: “Así es mejor, que bastante tenemos ya con Rajoy Division. Dentro de poco esto será Mordor…”.

El grupo le abandonó para que interpretara en solitario la que para él es su “canción más bonita”, que no es otra que la que da nombre a su segundo álbum. A continuación, siguió repartiendo estopa con referencias al cantante de Metallica, a Vetusta Morla, Sidonie, Love of lesbian… De los que no se burló fue de Nueva Vulcano, a quienes rememoró versionando Te debo un baile.

Y al fin el momento cumbre. Comenzó tocando en soledad su -quizá- pieza más redonda: Tú Garfunkel, esa vibrante y sincera crónica del fin de un amor. Llegada la parte última, los músicos se fueron reincorporando y el público se liberó del asiento espontáneamente para acompañarles en un final de gran intensidad.

Tres bises extraídos de Libre asociación pusieron el punto y final de la actuación: Verdugo, Soñar la muerte y Llenos de gracia, con la que Ramón Rodríguez invitó a los asistentes a situarse junto a la banda. De esta forma, con la mirada a la misma altura de quienes se saben sus canciones, The New Raemon cerró su paso por Sevilla.

Un tipo que carece de una gran voz, que no te negará que la vida escuece, pero que tiene la habilidad de darte la mano allí donde viven los monstruos.

[flickrslideshow acct_name=”revistawego” id=”72157628432888781″ width=”670″]

Setlist. The New Raemon, Teatro Central de Sevilla. 14 de noviembre de 2011

1. Lo bello y lo bestia
2. Kill Raemon
3. Algunas de las personas del valle
4. Sucedáneos
5. El refugio de Superman
6. Consciente hiperconsciente
7. La siesta
8. La cafetera
9. El saben aquel que diu
10. Hundir la flota
11. El fin de la resistencia
12. La dimensión desconocida
13. Te debo un baile (Nueva Vulcano)
14. Tú, Garfunkel
15. Verdugo
16. Soñar la muerte
17. Llenos de gracia

Mira el videoclip de Lo bello y lo bestia

[Mira la Agenda de ¡WEGO! para ver todos los eventos de esta semana y de las siguientes]