Crónica: Pelle Carlberg en Nocturama

Por Iram Martinez

Pelle Carlberg

Clarisa Guerra / Fotos Iram MartínezGood night, I’m Pelle Carlberg and I’m from Stockholm”. Aplausos. Mr. Carlberg comienza a rasgar en su guitarra acústica los acordes de ‘Musikbyrån Makes Me Wanna Smoke Crack’, primeros versos del recital de canciones pop y luminosas que esperaba a las casi cuatrocientas personas que volvimos a acudir a la llamada de Green Ufos y su veraniego Nocturama en el CAAC. En esta ocasión la cita venía nuevamente de la mano de Fika Sound, asociación cultural y promotora musical especializada en grupos independientes escandinavos que ya nos trajo a Lacrosse la semana pasada.

Tras el primer tema sonaron ‘1983 (Pelle & Sebastian)’, evidente guiño a su eterna y cansina comparación con los escoceses del mítico ‘Tigermilk’(Electric Honey Records 1996), y ‘Fly me to the moon’, primer y octavo corte de su último disco hasta el momento ‘Liliac Time’ (Labrador 2008). Con su camisa de cuadros y su carisma del norte, Pelle Carlberg sorprendió a todos con un sonido limpio, apacible y preciso, que fue descubriendo poco a poco un repertorio plagado de parajes personales matizados puntualmente, en un intento de conexión con el público “tan sólo” frustrado por la barrera del idioma. Así, varias anécdotas vieron la luz, como la historia sobre la escena de la película de Almodóvar ‘Hable con ella’, donde Caetano Veloso se marca el mítico “Cucurrucucu Paloma”, mediante la que nos explicaba que le encantan esas agradables noches de verano tan típicas aquí y tan imposibles en Suecia, o la odisea de volar con Ryan Air a las 5 de la mañana tras un concierto en Barcelona.

Pelle Carlberg en Nocturama

Continuó el sueco con ‘Bastards Don’t Blush’, de su primer trabajo en solitario ‘Everything. Now!’ (Twentyseven Records 2006), alternando seguidamente cuatro canciones de su próximo disco, que tiene previsto sacar el año que viene, con clásicos de su repertorio como ‘I Love you, you imbecile’, dedicado a su ex mujer, o ‘Riverbank’. Cuando por fin llegó uno de los momentos más esperados: ‘Pamplona’: “Este tema surgió al escuchar al grupo I am from Barcelona” explicaba Pelle Carlberg, “ese nanana me pareció tan optimista que quise utilizarlo en una de mis composiciones, así que elegí otra ciudad española y me decidí por Pamplona recordando el viaje a los Sanfermines que realizó mi padre en los sesenta”. De hecho, el hombre que aparece cantando “1 de enero, 2 de febrero, 3 de marzo, etc.” en la intro de esta canción en el disco es precisamente su padre.

Una escolta de lujo

Pelle Carlberg en Nocturama

Y aunque Pelle Carlberg firma sus composiciones en solitario, no hay que pasar por alto que en el escenario está acompañado de algunos de los mejores músicos de Estocolmo, como el batería Daniel “Pequeño” Gamba o el guitarrista Jonas Rangstad, con quienes lleva compartiendo escenario poco más de un año. El bajista Joakim Eklund sin embargo ha tenido que aprenderse los 15 temas del repertorio en dos semanas. “Los músicos que me acompañan van cambiando frecuentemente” nos comentaba Pelle Carlberg al terminar el concierto, “mis amigos músicos con los que normalmente toco están muy ocupados y no siempre tienen tiempo de embarcarse en una gira”. Mención especial para Linda María, cantante soprano (y para los más cotillas: pareja de Daniel Gamba), que se mostró tímida como ella sola… Comprensible al saber que era la primera vez que se subía a un escenario con un grupo y no una orquesta de música clásica.

A los 55 minutos Carlberg anunciaba el final del espectáculo con la canción quizás más bellandsebastiana de todo su repertorio, ‘Clever Girls Like Clever Boys Much More Than Clever Boys like Clever Girls’, para dar paso a diez minutos de bises entre los que destacó la inesperada versión acústica con tintes de bossa nova del ‘I believe in a thing called love’ de The Darkness, cerrando la bonita velada con el tema titulado ‘Nicknames’.

Habrá que esperar hasta 2012 para escuchar las nuevas canciones en las que Pelle Carlberg ya se encuentra trabajando y que por lo que pudimos escuchar el miércoles en directo parece van a distanciarse bastante de lo que el sueco ha venido haciendo hasta ahora.“Por primera vez en 20 años voy a volver a escribir sobre amor de verdad, no en la tónica de ‘I love you, you imbecil’” nos confesaba Carlberg, “estoy persiguiendo un sonido más enérgico, más ruidoso”. A saber, acorde con su actual momento vital.

[flickrslideshow acct_name=”revistawego” id=”72157627271840230″ width=”670″ height=”450″ border_width=”0″]