Roberto Saviano y Gomorra en Sevilla

Por Thomas Esposito

“Contar la historia de los esclavos para derrotar a los emperadores”

Thomas Esposito/ [email protected]

Muchas veces no es el cine el que se basa en la realidad, sino todo lo contrario: la realidad coge inspiración de la imagen cinematrográfica”. La cita es de Roberto Saviano en su paso por el Festival de Cine Europeo de Sevilla. El autor de Gomorra, libro que ha marcado un antes y un despés en la lucha a la organización mafiosa local de Napoles, la Camorra, rompió su aislamiento forzado – por el programa de protección judicial al que se ve sometido debido a las amenazas de los jefes mafiosos – y apareció el viernes rodeado de policía y guardaespaldas en el Casino de la Exposición, donde se presentaba la homónima película dirigida por Matteo Garrone y de la cual Saviano es co-guionista.

No más Padrinos

Gomorra ha ganado el gran premio del jurado en el festival de Cannes, está candidada a 5 premios en los European Awards y está entre las candidatas a la nominación en los Oscar 2009 en la categoría de mejor película extranjera. Para presentar su estreno en España, junto al escritor estaban dos piezas gordas del nuevo cine italiano: el director Matteo Garrone y el productor Domenico Procacci. Juntos quisieron dejar bien claro lo que no era Gomorra, o sea “parte de aquel cine de mafia que siempre ha creado épica alrededor del crimen organizado”. Olvidarse entonces de Tony Montana, Vito Corleone y parecidos. Creaciones cinematográficas que han terminado para mitificar la fascinación del mundo criminal, produciendo estereotipos de éxito que han fomentado una visión del crimen simplificada y alejada de la realidad.

Mira el trailer de Gomorra:

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=wk8KeeZcQYc]

Entre realidad y ficción

Gomorra parte de la conciencia de esta costumbre del cine de ficción, para desmontar esta construcción simbólica. Lo que siempre hemos visto en la gran pantalla solo es una construcción ficticia que nada tiene que ver con la realidad. En el mundo real no es el cine el que se basa en la realidad, sino la misma realidad es la que coge inspiración del mundo del cine para crear épica alrededor de un mundo, el del crimen organizado, que necesita legitimarse a través de una construcción simbólica, de una imagen de poder que satisfaga el ego de los jefes y fomente el miedo de los débiles. Es por eso que Francesco Schiavone, jefe del clan más poderoso de la Camorra, los “Casalesi”, nombre artístico Sandokan, encarga para él y su familia una villa igual a la de Tony Montana en Scarface, entregando al arquitecto el vhs de la película para que le sirva de referencia.

Contar los esclavos en vez que los emperadores

Un corto circuito entre realidad y ficción que Gomorra quieredemitificar. El objetivo de los guionistas y del director es “mostrar el reino de la Camorra a través de los esclavos, no de los emperadores”, una manera para representar la faceta ridícula del fenómeno, la cruda realidad hecha de plomo y cemento. No hay riqueza, belleza ni actración de ningun tipo en Gomorra. Sus personajes son los que ocupan el eslavón más bajo de la cadena de poder que llega hasta Sandokan y su cúpula. Son gente común que cae atrapada en la red omnipresente de la Camorra, cuerpos con fecha de caducidad que cultivan los sueños equivocados.

De los grandes, jefes, políticos, poderes judiciales, ni el rostro. Su presencia se intuye detrás de las vidas de los demás. Son el Dios que gobierna ese mundo donde miles de hormigas trabajadoras esconden escombros tóxicos, pasan hachís, coca y caballo en las esquinas, recorren las tiendas para imponer el impuesto de la Camorra, cargan y descargan contenedores llenos de mercaderías ilegales en los puertos de media Europa. Gomorra es la historia de esas hormigas. Miles de ellas, contra pocas decenas de Vito Corleone. Aunque fuera solo por una cuestión de números, la realidad de la Camorra son esas hormigas.

La Camorra y Napoles

Los tiros, la riqueza sin frenos, la lucha de poder y los conflictos de intereses son la otra cara del fenómeno, quizá la más conocida pero también olvidada. El hecho de que Saviano esté amenazado, que se hayan encontrado 50 kg de tritolo destinados a él, que en 2008 los muertos por mano de la Camorra en Campania sean 92, que las tres grandes organizaciones mafiosas juntas formen la empresa más rica de Italia, esto es parte de la realidad italiana de todos los días.

Una realidad bien escondida y que en las últimas decadas muchos han intentado olvidar. Quizá el corazón del problema esté aquí, en el estatus de normalidad que ha adquirido la infiltración de la Camorra en mucha parte de Italia – y de Europa, no nos olvidemos que los negocios de los negocios de la organización llegan hasta Alemania, Francia y España. En ese habito de la gente común que convive con ella y que ya no la ve como algo innatural, sino como un fenómeno necesario, auténtico e inextirpable.

La responsabilidad de un escritor

Roberto Saviano se ha ido de su ciudad pese a su firme intención de resistir después de verse amenzado por la Camorra y completamente aisaldo por sus paisanos. Le reprochan haber difamado Napoles y su gente, como si la responsabilidad de haber creado una sociedad tan injusta estuviese en las manos de un escritor y no en los kalashnikov de unos asesinos sin piedad. “Contar no es difamar, sino resistir”, repite a menudo Saviano y parece agarrarse a esta firme convinción suya para sobrevivir y seguir creyendo que ha merecido la pena destrozar su vida para destapar esta sucia realidad. El verdadero reto al que se enfrentan Saviano, Garrone y toda aquella parte de la sociedad italiana que está convencida que merezca la pena contar y luchar para cambiar las cosas, es mostrar claramente la diferencia entre realidad y ficción, entre quien mata y quien lo cuenta, entre la casa de Tony Montana y las chabolas donde duermen las hormigas. Pero sobre todo para establecer con claridad donde estan las responsabilidades, si en el teclado de un escritor o en el diseño criminal de una organización ilegal, indispensable presupuesto para construir una sociedad donde un día los hijos de Roberto puedan verse libres de escribir sin ver arruinadas sus vidas.

Información de interés:

  • http://www.osservatoriocamorra.org Web del Centro de estudios sobre la Camorra
  • http://www.robertosaviano.it web oficial del escritor Roberto Saviano
  • http://www.festivaldesevilla.com web del Festival de Cine de Sevilla