Crónica del concierto de Iván Ferreiro

Por Iram Martinez

Iram Martínez / [email protected]

Siempre, cada vez que doy un concierto me pongo nervioso. Es algo que no se te quita con los años.” Comentaba Iván Ferreiro minutos antes de tomar el escenario de la Sala Q de Sevilla. El local estaba repleto y muchas personas se quedaron fuera ya que las entradas se habían agotado desde hacía varios días. Los que tenían entrada tuvieron que aguantar bajo la lluvia hasta que poco antes de las diez se abrieron las puertas del local.

En el backstage la banda es como una familia, hablan sobre los nervios del concierto, beben cervezas y también infusiones, que esta vez vienen muy bien a los miembros de la banda que han quedado “tocados” por el mal estado de alguna tapa que tomaron por la tarde.

En esta gira, que continuará este mes por Salamanca, Archena (Murcia) y Pontevedra el 16, 17 y 23 de mayo, Iván se acompaña, como siempre, de músicos de gran calidad. En las guitarras están su hermano Amaro y Emilio Saiz, que comenzó sus andaduras sobre las tablas acompañando a As Ferreiro cuando tocaron en el Siroco de Vigo. Los teclados suenan gracias Ángel Luis Samos, que ha tocado también con Amaral, Pereza y Alex Ubago. Pablo Novoa acompaña a Iván desde marzo, es el bajista de la banda, pero su verdadera pasión es la guitarra. Ha tocado con Julieta Venegas en sus últimas giras por Europa y también toca la guitarra con Nacho Mastretta. En la batería está Toni Toledo, ex Sexy Sadie.

Pasadas las once y media, Toledo comenzó a tocar el ritmo del primer tema de “Mentiroso Mentiroso”, Iván Saltó al escenario y el público se volvió loco.

“Y aunque creí que nunca más sería capaz de comenzar, la fantasía es una vía…”

La Sala Q al completo comenzó a corear todos los temas del disco. Canción Húmeda, Mentiroso Mentiroso, Secretos deseos y la canción del No se fueron intercalando con temas de sus anteriores trabajos como Mrs P, Canciones para el tiempo y la distancia y Ciudadano A.

En el ecuador del concierto Iván se quedo solo con el teclado para deleitar al público con Rocco Sigfredi, y temas de Los Piratas como El equilibrio es imposible y Promesas que no vaen nada. Terminó este momento con un pequeño guiño a Manolo García y el mítico tema “Insurrección”. Después vino el momento de Amaro que interpretó “Piensa en Frío“.

Pasadas las doce, Emilio Saiz, guitarrista, celebró su cumpleaños 22 sobre las tablas del escenario. No es la primera vez que festeja un cumpleaños tocando, de hecho cuando cumplió 18 lo hizo también con Iván y Amaro. Aquella también fue la primera vez que se subió a un escenario. El benjamín de la banda recibió de sus compañeros de grupo una Barbie Princesa de los veinte duros, mientras el público cantaba cumpleaños feliz.

Después de más de dos horas de concierto llegó el momento del final. Los fans querían Turnedo y lo tuvieron, después vinieron Días Azules y, con El Viaje de Chihiro, acabó un concierto espectacular en el que los músicos y el público disfrutaron como locos.

Al final la “Gonzalina” que se había propuesto antes del concierto no se llevó a cabo así que algunos fans pudieron acercarse al backstage y pasar unos minutos con los Ferreiro y su banda.

Iván, que se quedó un poco afónico, les agradeció el apoyo, se hizo fotos con ellos y le dio dos besos a la chica que, muerta de nervios, sólo le pidió a su ídolo ese gesto.

Por la calle Metalurgia, de vuelta a casa , solamente se escuchaban comentarios positivos y llenos de excitación. De una cosa no hay duda esta experiencia tiene que repetirse dentro de poco.

Mira todas las fotos del concierto en nuestra Galería de Flickr