La Deriva de Vetusta Morla vuelve a Sevilla

Por Salvi Nuñez

Tras arrancar el año pasado girando por salas y auditorios de tamaño “reducido”, y después de culminar el 2014 haciendo kilómetros por Latinoamérica y Europa, Vetusta Morla se preparan para cerrar por todo lo alto la gira de su tercer trabajo, ‘La Deriva’. Barcelona, Bilbao, Madrid, Valencia y Sevilla son, de momento, los sitios elegidos para ir despidiéndose de un álbum que entre otras cosas y para no perder la costumbre, se ha hecho con el disco de oro por sus más de 20.000 copias vendidas. Grandes ciudades y grandes escenarios para clausurar el viaje de un Lp que ya está más que asentado en sus seguidores.

Mira la cónica de su último concierto en Sevilla

Un gran momento para comprobar de primera mano la madurez en directo del grupo y su capacidad para ir conformando un setlist donde ya, a diferencia de años anteriores, van teniendo bastante donde elegir. Oportunidad también para cerciorarse del encaje definitivo de la banda ante las grandes audiencias, cosa cada vez más habitual en una formación que no estaba pensada, al menos en sus albores, para tocar en pabellones con capacidad para cinco mil personas, incluso en estadios. Pero tablas no van a faltarle a Vetusta Morla porque tras su explosión con “un día en el mundo” apenas han parado entre giras y sesiones de grabación; la formación sigue siendo sólida y acostumbrada desde hace ya algún tiempo a enfrentarse a miles de personas como algo normal.

El disco que los trae de vuelta a Sevilla, ‘La deriva’, no hace más que cerrar una trilogía consecuente y bien pensada, hecha con inteligencia y apoyada de forma más que coherente en una agenda de conciertos y discos encaminados a cuidar la salud de un grupo que se toma muy en serio el mimar su capacidad creativa. Por esto mismo, y porque han pasado ya siete años desde que su trayectoria se disparara como un cohete, es un gran momento para recapitular, disfrutar de un buen espectáculo y tomar aire hasta la próxima parada, cuando Vetusta Morla decidan mostrarnos nuevo material.

Se espera por tanto una agradable noche primaveral en la capital andaluza; un show de masas al aire libre para ver a un grupo que tiene los suficientes éxitos en su repertorio como para tener al personal dos horas completas bailando y emocionándose, hits que van camino de convertirse en grandes clásicos de nuestra música, si es que no lo son ya.

La cita es el sábado 9 de Mayo en el Estadio Olímpico de Sevilla y las entradas, que ya están volando, a 25 euros. Así que date prisa que “la deriva” no espera a nadie.