Animalada, un festival muy animado

Por Mara Miniver

animalada_2014_portadaAmbos son Ingenieros Técnicos en Informática de Gestión y se dedican profesionalmente a la animación en Sevilla, así que un buen día decidieron dejar de deambular por festivales ajenos y crear el propio en casa: el Animalada. Cristina Jiménez y Pablo Márquez son los directores y artífices de este evento, que verá en breve su segunda edición y que pretende acercar el mundo de la animación al público general y ser al mismo tiempo un punto de encuentro para profesionales del sector.

Recuerdan los inicios con algo de vértigo: “Nos hacía mucha ilusión montar un festival, pero con la crisis pensamos que meterse en eso sería una animalada” El festival fue, no obstante, posible y ese término sirvió de paso para bautizarlo. Cristina recuerda bien los retos del inicio: “No teníamos recursos y cuando empezamos a mover la idea y a llamar a algunas puertas todos se quedaban sorprendidos de que fuéramos tan jóvenes y llegáramos con ese proyecto bajo el brazo. También teníamos que explicarlo con detalle, porque en muchas ocasiones la palabra animación llevaba a error, pero una vez expuesto tenía una buena acogida”.

cris-pablo-animalada-sevillaY sin embargo, la animación es un campo que se está desarrollando con fuerza y que puede ofrecer una salida profesional para muchos jóvenes. Pablo destaca en este aspecto los videojuegos: “son un valor seguro, actualmente hay mucha demanda en los videojuegos enfocados a plataformas móviles. En el cine hay cierto auge de la animación pero los costes de producción son mucho más altos y es más difícil llegar al público”.

Explorar las posibilidades que ofrece la animación es algo que han tenido en cuenta en todo momento y que ha influido en la programación del festival, durante el cual tendrán lugar proyecciones, conferencias y talleres. “Los talleres son más dinámicos porque en ellos el asistente participa, pero las conferencias son una muy buena oportunidad para aprender de gente que viene de sitios top. Hemos buscado conferencias que sean diversas, intentando tratar temas no vistos en la anterior edición. Por ejemplo, este año vamos a hablar de cine, pero también de publicidad, donde últimamente la animación está tomando fuerza”. También han introducido cambios: “el más significativo es que hemos incorporado un concurso de cortometrajes de animación. En el concurso hay dos premios: uno del Jurado, formado por animadores de todo el mundo que han participado en películas y producciones de alto nivel; y el Premio Especial del Público, que se votará el día de la clausura tras la proyección de los diez finalistas. Hemos recibido muchos cortos y de todas partes del mundo, y eso nos ha llamado la atención al ser un festival pequeño. Además entre ellos hay bastantes piezas de mucha calidad, escoger a los diez finalistas ha sido realmente difícil”.

Aparte de en la gran afluencia de cortos a concurso, la alta participación se nota en las inscripciones (quedan ya pocas disponibles en estos momentos) y el voluntariado. “Para colaborar como voluntarios establecimos en la solicitud un campo donde indicar la motivación. Nos ha llamado la atención que para muchos ésta reside en contribuir a hacer posible un festival como éste en la ciudad y ayudar a hacerlo grande. Es algo que nos ha sorprendido gratamente”.

Al preguntarles sobre el futuro del festival no dudan. “Mientras haya fuerza y salud seguiremos con esto. Queremos que crezca con naturalidad, sin forzarlo, pero trabajando para mejorarlo. Queremos traer a los mejores ponentes e ir introduciendo novedades, como por ejemplo una exposición, que esperamos llevar a cabo en la siguiente edición”. Pero eso será el año que viene, la próxima cita con el Animalada es más cercana, del 15 al 18 de octubre en Sevilla