Trazos: La magia Bic de Príncipe de las Galletas

Por Beatriz Hidalgo

Tiene 24 años, es diseñadora gráfica y cambió la barra de pan por un boli Bic cuando aún no se sostenía en pie. Licenciada en Bellas Artes y a medio camino del diseño web, Ana Domínguez, o lo que es lo mismo, Príncipe de las Galletas, forma parte de ese pequeño grupo de afortunados que han podido hacer de su pasión, su trabajo. Personajes polivalentes y urbanos nacen de los trazos de esta joven artista sevillana para habitar los catálogos, paredes y hasta pieles de todo aquel valiente que decide convertir su cuerpo en caballete de tatuajes. No le hace feo a ningún material, pero siente especial debilidad por los más sencillos, en busca del aire desenfadado y agresivo de los dibujos de Francisco Casas o Russ Mills.

Nací en… Sevilla, hace 24 años.

Mi primer dibujo fue… Un intento de Goku. Viniendo de la generación de Bola de Dragón, recuerdo cierta obsesión con querer dibujar al personaje y a todo lo relacionado con la serie.

Mi último ha sido… Una ilustración para la portada de un catálogo.

Me metí en esto porque… Me gusta desde pequeña, me recuerdo desde siempre con un lápiz y una hoja en la mano correteando por los pasillos de mi casa.

He trabajado en/para… He realizado y realizo trabajos de ilustración por encargo, retratos para familiares y amigos… También hago diseños para tatuajes, es una de las cosas que más me encargan y que me encanta hacer.

La técnica que uso es… No trabajo con una sola técnica, pero me gusta mucho dibujar con boligráfo, lápiz, con rotuladores Posca…. Me siento muy cómoda con este tipo de materiales, por el aire desenfadado que le confiere al dibujo. También me gusta mucho mezclarlo todo: acuarelas, lápices, rotuladores, tintes de papel… y hasta mancharme, es como si formara parte del propio dibujo.

Definiría mi estilo como… Urbano, pero también mimético y fluctuante, que pueda aparecer desde en un catálogo hasta una zona de skate. No sólo me considero ilustradora, sino más bien un creativo polivalente; nunca me ha gustado casarme con ninguna disciplina artística en particular, sino que siempre me ha gustado toquetearlo todo y dejar mi pequeña y humilde huella.

Mi dibujante/diseñador favorito es… Francisco Casas, es espectacular lo que puede llegar a hacer con un bolígrafo Bic azul. También me atraen enormemente las ilustraciones de Russ Mills, la agresividad y soltura que le imprime al trazo, el grafismo del que dota a sus piezas…

Si sólo pudiera hacer una ilustración más, sería… Creo que dibujaría una galleta, por el nombre con el que me conocen, Príncipe de las Galletas.

Una imagen sobre mí sería… Un dibujo con tres “e”: ecléctico, elástico y estereotómico. Ecléctico, porque intentaría conciliar todo lo que hago en mi versión más verosímil; elástico, porque me dibujaría con un cuello y unos brazos larguísimos donde se posarían todos mis monstruitos y muñecos; y estereotómico, porque lo mismo podría dibujarse que tallarse, sería un dibujo con mucho volumen. Usaría además sólo tres colores, dos cálidos y uno frío. Y me dibujaría un enorme flequillo en el que aparecerían apilados el resto de bichos y cosas que no hubiesen cabido en mis brazos; tendría la boca cerrada, un enorme brazalete como el que llevo en la muñeca y un enorme pendiente. Y de fondo, muchos pulpos sostendrían montones de sprays de grafitti, como un gran batallón listo para la guerra plástica.

Actualmente, el dibujo es para mí Afición y profesión, he podido convertir lo que siempre me ha gustado en mi trabajo.

Mi futuro más inmediato es… Seguir estudiando en el campo del Diseño.

[flickrslideshow acct_name=”revistawego” id=”72157629723097091″ width=”670″]