ZEMOS98 anuncia su 14 Festival: COPYLOVE

Por Thomas Esposito

Imagen 14ª Festival ZEMOS98

Imagen 14ª Festival ZEMOS98
“COPYLOVE: Procomún, amor y remezcla”. No va mucho más allá de estas cinco palabras el rastro que ha dejado este año el equipo de ZEMOS98 para anunciar la 14ª edición de su festival de cultura audiovisual y digital. Pocas pistas, pero esenciales. Unas palabras que definen un esquema, un modelo de trabajo donde el significado se construye entre todos, en un discurso colectivo que es negación del formato del manifiesto, pre-fabricado entre unos pocos, y expresión de una voluntad innovadora que hace coincidir forma y contenido. Por esto en el Festival ZEMOS98 2011 no habrá texto guía, sino serán las personas que intervengan en ese discurso quiénes, con sus aportaciones, definirán el mensaje de esta edición. Aún no se conoce el programa, pero sí la fecha, come siempre fijada al principio de la primavera, del 11 al 15 de abril 2012.

 ZEMOS98 sigue pisando el camino de la experimentación y de la crítica a los modelos de aprendizaje establecidos, con esta apuesta por la construcción colectiva del significado.

El ejercicio empezó el pasado 7 de noviembre, con la cita que muchos seguidores del Festival se dieron en una conversación por chat sobre el título de esta edición. Los resultados de ese experimento se encuentran publicados en el blog del Festival en varios formatos: código fuente con el texto integral de la conversación; versiones editadas de la conversaciones dividida en cinco bloques; poesía creada a partir del desorden semántico de la conversación. En las próximas semanas el equipo de ZEMOS98 amenaza con seguir desarrollando una serie de acciones parecidas, bajo el nombre Juegos Reunidos del COPYLOVE.

La imagen es una modificación de un frame perteneciente a Messenger, un cortometraje de Alberto González.
La imagen es una modificación de un frame perteneciente a Messenger, un cortometraje de Alberto González (http://14festival.zemos98.org/). 

Todo ello con el objetivo de crear participación alrededor de un tema tan central en el discurso creativo actual como es el del copiarcompartir. Con esta elección el festival, que en las últimas ediciones había recorrido las vías de la educación expandida, del aprendizaje difuso, da un paso más, sustituyendo el primer término de la ecuación ‘to teach is to love’ con un más controvertido to copy.

El porqué viene de una consideración obvia, la constatación de que vivimos en un mundo que es como el escarabajo de Sikorskij, que sigue volando a pesar de la prohibición que, por la dimensión de sus alas, le impondrían las leyes de la física. Un mundo con una configuración digital, etérea, que vive de la remezcla y que tiende por naturaleza al procomún, pasándose por alto las imposiciones de un sistema anacrónico, que aún querría un ecosistema cercado y unificado bajo las leyes despóticas de la creación única e todopoderosa.

Quizá este ‘Brave new world’, el mundo nuevo en que vivimos, tan parecido al imaginado por Huxley, no sea más feliz que el anterior, pero tiene la oportunidad de ajustar la infeliz traducción del título del libro y ser más valiente (brave). ¿Cómo? Cambiando sus paradigmas, los modelos que ofrece a sus habitantes para comunicar, participar, vivir, aprender, amar. No se trata de otra cosa que de evolución.

Para ello ZEMOS98 nos propone matar a nuestros dioses, destruyendo y deconstruyendo las imposturas de nuestra educación y, entre ellas, la más aberrante: que la copia sea un acto de sumisión de nuestra creatividad. Copiar es un acto de creación y, además, en una forma mejorada: la de la inteligencia colectiva, que reúne fuerzas más allá de nuestra limitada red neuronal y expresa su poder en forma de código fuente, libre, accesible, siempre mejorable. ¿Y qué es la creación colectiva, sino un acto de amor?

Consulta las ediciones anteriores del Festival ZEMOS98.